Marina Golbahari en OSAMA de Siddiq Barmak

Desde hace un tiempo un amigo me viene recomendando y mostrando distintos documentales acerca de la guerra de Iraq y Afganistán. Entre todos los que he podido ver se encuentran War Tapes, Bagdad Rap, Generation Kill (que es también una serie – documental de la HBO), The Ground Truth, Loosing Change (mas orientada acerca de los atentados del 11S pero relacionado de forma consecuente con la guerra) , Madrid 11M: 911 dias después (el Loosing Change Español aunque con algunos argumentos o comentarios “conspiranoicos” que se hubieran podido saltar), Sargento ¿ A que estamos disparando? de Jon Sistiaga; y por supuesto la aclamada y conocida Farenheit 9/11 de Michael Moore donde se puede ver parte de esa cultura de ultra violencia que se nos muestra en Generation Kill y donde se nos habla, de una forma muchísimo mas tímida y sutil – tal vez por realizarse en un momento demasiado temprano como para hacer conjeturas consistentes –  acerca de los actos de la administración Bush. Luego por supuesto queda muchísimo mas material de mayor o menor calidad  que seguramente  aun no he visto y  no puedo por lo tanto mencionar aquí, como ejemplo solo algunos que he podido encontrar mientras me documentaba para escribir este post:  Iraq For Sale, Iraq e Internet o el film- documental Armadillo acerca de los soldados Daneses en Afganistán.  Los dos último documentales que he podido ver han sido Restrepo y Afganistan: Españoles en la ratonera.  Estos últimos los vi en compañía del amigo que os he comentado al principio y me pareció sorprendente y fascinante al verse en ellos de tan cerca la forma en que se encuentran las costumbres y acciones de el ejercito estadounidense y el ejercito español  frente a las de la población civil afgana junto con el ya casi asentado de nuevo gobierno talibán. Me impacta la actitud exigente y casi despreocupada de los ancianos de un pueblo situado en uno de los valles mas peligrosos del mundo, el valle Korengal, al haberseles muerto un vaca por culpa de las incursiones de los estadounidenses. Me impacta ver las repercusiones que tienen, casi contradictorias y exageradas a nuestro juicio tal vez,  las acciones del ejercito español que intenta no perder la confianza del pueblo afgano a la vez que sus soldados procuran no ser aniquilados por el enemigo talibán. Impacta ver la forma de vida que llevan los afganos y todas las penurias que han tenido que pasar ya y están pasando  y tod esto  termina recordando de forma inevitable a Osama.

Osama (2003) de Siddiq Barmak fue el primero de muchos otros films rodados en Afganistan tras la caida del régimen talibán. Precisamente en el se cuenta la dura historia de una mujer afgana  que queda viuda y completamente sola al morirse su marido en la guerra civil y su hermano en la guerra de la independencia frente a los sovieticos  e intenta sobrevivir  junto su hija pequeña (Marina Golbahari) a las dificultades  y  peligros que el régimen talibán representa para la mujer en aquella época.  Desesperadas por la necesidad , la madre y la abuela toman la peligrosa decisión de cortarle el pelo a la niña para que pueda trabajar. Es enviada tambien a la escuela, por aquel entonces prohibida para las mujeres. De este modo la pequeña niña se convierte en Osama y comienza su supervivencia en un mundo de varones, donde  acosada por su tímidez y desconocimiento a de procurar no desvelar su verdadera identidad en ninguna circunstancia ante el temor al castigo que ello supondria para ella misma y su familia.

Recuerdo que vi este film por casualidad hace años en la TVE2 y aun así, volviéndola  a ver hoy después de tanto tiempo y  esa única vez, todavía perviven en mi memoria imágenes de el: la cara de  desesperación y miedo de la niña al verse sometida a un estado de ansiedad casi continuo al existir la posibilidad de morir o ser castigada severamente, la impactante escena en la que la mujer afgana se ve en peligro al solo ser llevada por un hombre en bicicleta y mostrar descuidadamente sus pies, al niño cojo del hospital, el bebe que se pierde entre el barro al ser empujado por la manguera… una película difícil de olvidar y que merece ser recordada en estos momentos en los cuales parece que el futuro de Afganistán vuelve a ser incierto.

Marina Golbahari en el papel de Osama

Cabe destacar ademas la sorprendente  historia que uno se encuentra al conocer mas a fondo la vida de  la actriz principal de este film Marina Golbahari.

Teniendo 13 años por aquel entonces y siendo de etnia Tajik , fue descubierta por Siddiq pidiendo limosna en las calles de Kabul. Su padre fue un antiguo propietario de una tienda de música que los Talibanes destruyeron  y sus hermanos murieron durante la ocupación al caerles la pared de su casa encima. Cobro 14$ por interpretar el papel de Osama y tras el éxito internacional del film  se le volvió a pagar una suma de 4.000$ gracias al festival de cine internacional de Seul (Corea del Sur). Uso ese dinero para comprarles a sus padres una casa de arcilla de cuatro habitaciones en la zona pobre de Kabul. Entre las anécdotas que cuenta dice que la única película que había visto en su vida antes de trabajar en Osama había sido un VHS pirata de Titanic y a demás  confeso sorprenderle que le eligieran para interpretar el papel al no saber por aquel entonces leer y escribir.  Estudio en una escuela llevada por la ONG Aschiana. A dia de hoy continua su carrera como actriz y  dice tener el deseo de poder ser actriz el resto de su vida. De momento ya ha participado en cuatro filmes posteriores a Osama:  Kurbani Zolykha’s Secret Opium War  y Act of Dishonour.

Marina Golbahari en la actualidad

Una pequeña historia de entre otras muchas tal vez pero que aun así merece ser recordada para comprender el ansia y el deseo de una vida mejor que tiene el agotado pueblo Afgano.

Y a todo esto también citar el próximo documental que se estrenara en Antena 3 este lunes 10 de mayo de 2011: Los nuestros. Un documental en el que no albergo muchas esperanzas siendo sincero al  ver a primera vista lo pretencioso que puede que llegue a ser en un lado opuesto a Afganistán: Españoles en la ratonera. Ambos pecan de serlo, pero sin embargo usando la lógica se puede llegar a ver que, al menos en el segundo no se mostró suficientemente ese aspecto que mostrara posiblemente el primero, y viceversa tal vez.

Anuncios

3 thoughts on “Marina Golbahari en OSAMA de Siddiq Barmak

  1. Las cosas se ven en ocasiones desde una perspectiva diferente y no permite dar pie a la crueldad y opresión a la que son sometidas (hoy en día) algunas mujeres, cuando supuestamente estamos en época de resurgimiento y avances. Osama muestra eso, la negación de la mujer desde la mirada del hombre, no permitiendo le cohabitar en un mundo que fue pensado para ambos…

  2. La nina tiene que sufrir la vida no de una esposa sino de una esclava y parece que al final se resigna a ello que horrible para ella ser violada por aquel horrible viejo que no le tuvo piedad y la obligo a ser su mujer en la noche de bodas pobre nina

  3. Permitir que un viejo horrible abuse de ella y la esclavice para siempre es mas muerte q vida pero ella no podra impedirlo xq ese hombre es su esposo y la mantendra en su propia prision con cadena perpetua

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s